otoño

otoño

dijous, 15 de febrer de 2018

CASA DE PLÀSTICO RECICLADO

Se inauguró en Argentina la primera casa construida con ladrillos de plástico reciclado

  En junio de 2016, el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE), que depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Asociación de Vivienda Económica (AVE), brindó una capacitación sobre la tecnología de fabricación de ladrillos elaborados con plásticos reciclados a personal del Municipio de Junín de Mendoza, en el marco del Programa Junín Punto Limpio. El mismo se dedica desde el año 2012 a recuperar envases de plástico para su posterior reciclado.
 La capacitación fue realizada en dos etapas: la primera de ellas fue llevada a cabo en el CEVE y consistió en una explicación sobre el producto y el proceso transferido en la tecnología y una demostración de postura de los elementos constructivos. La segunda fase se desarrolló en el espacio físico de Junín Punto Limpio y consistió en el relevamiento de las instalaciones existentes y asesoramiento para la puesta a punto de la producción.
 “En los meses subsiguientes, un grupo de personas de este municipio produjo la cantidad de ladrillos suficiente para construir una vivienda que se destinó a una familia carenciada con un integrante discapacitado”, señaló la Dra. Rosana Gaggino, investigadora Independiente del CONICET, vicedirectora del CEVE y directora del equipo de trabajo, que está compuesto por los investigadores Jerónimo Kreiker y Lucas Peisino, el becario Julián González Laría y los técnicos Luisa Sosa y Ricardo Arguello.
 La casa –que pertenece a la cooperativa El Vivero- fue inaugurada el pasado sábado 25 de febrero y se ubica en El Martillo, en el distrito de Medrano. Cuenta con 56 m2 cubiertos y tiene una cocina comedor, dos dormitorios, baño, calefón solar, luz eléctrica y agua potable. Esta cooperativa, que está compuesta por cincuenta familias rurales, actualmente continúa trabajando para construir más viviendas con ladrillos de PET, que son adaptables a la geografía, clima y sismología local. Próximamente, un equipo de investigadores del CEVE concurrirá al municipio para efectuar un control de calidad de los componentes constructivos.
Cabe mencionar que estos ladrillos son más ecológicos, además de poseer mayor aislación térmica y ser más livianos que los ladrillos de barro cocido tradicionales. Esta tecnología fue patentada por el CONICET en el año 2008 y cuenta con un Certificado de Aptitud Técnica otorgado por la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

 https://www.tiempoconsciente.com/se-inauguro-argentina-la-primera-casa-construida-ladrillos-plastico-reciclado/


dissabte, 20 de gener de 2018

BOLSAS DE YUCA


BOLSAS DE YUCA QUE AL LLEGAR AL MAR SE DESHACEN

Kevin Kumala nació en Balí, Indonesia. Pasó su infancia recorriendo las paradisíacas playas de ese país del Sudeste asiático, regocijándose con su belleza y pureza. Abandonó su país durante diez años para estudiar bilogía en Estados Unidos. Pero lo que vio al regresar en el año 2009 lo dejó atónito: las playas de su infancia eran ahora basureros irreconocibles.
El indonesio le dijo al diario Southeast Asia Globe que “cuando me iba a surfear o a bucear, esto ya no representaba un placer para mí. Encontraba plástico en cualquier lugar que visitaba en Bali. Esto se convirtió en algo muy frustrante para mí”.  Por eso, Kumala decidió hacer algo.

 Sabía que en un mundo que bota al mar ocho millones de toneladas de plástico al año, decirle a la gente que dejara de consumir productos desechables era un proyecto a largo plazo, y que por eso, debía ingeniárselas para diseñar una solución en el corto plazo.

  Fue así como surgió Avani Eco, una empresa que produce implementos que son similares al plástico a la vista y al tacto, pero que están hechos con productos 100% biodegradables. La idea es tan innovadora que este año recibió el premio “Most Valued Bussines Indonesia”, que premia a las iniciativas más responsables con el medio ambiente en ese país.

 Su producto bandera es una bolsa hecha con almidón de yuca. Indonesia produce cada año 25,2 toneladas de este tubérculo, y usándolo, Kumala se ideó una bolsa tan resistente como las convencionales pero que, al llegar al mar, se disuelve y no deja ningún residuo tóxico. En tiempo máximo durante el cual la bolsa existe es de 100 días. Una bolsa plástica regular puede tardarse hasta 400 años en desaparecer.

 Avani Eco, la compañía que fundó hace tres años, crea además productos hechos con materiales como la caña de azúcar y la maicena. Pitillos, cajas portables de alimentos, envases para llevar el café, saleros y pimenteros, vasos y cubiertos son algunos de los productos que Kumala ha diseñado.

 Si bien la iniciativa ha sido aplaudida en diversos escenarios, está claro que lo que hay que atacar es la raíz del problema: el consumo excesivo de plástico en las sociedades industrializadas. Y es que, en este sentido, los datos son alarmantes: en enero de 2016, un informe de la Fundación Ellen MacArthur reveló que si la humanidad no se detiene, para el año 2050 el plástico presente en el océano pesará el doble que los peces que allí habitan.

dilluns, 8 de gener de 2018

SEIS PROPUESTAS GANADORAS

Seis propuestas que evitan envases de plástico de un solo uso, premiadas con dos millones de dólares

Taza de carton que no necesita tapa

La Fundación Ellen MacArthur promueve la economía circular con soluciones inteligentes y tecnología avanzada, como las de estas seis ideas, galardonadas en la primera fase de los premios que la fundación convocó este mismo año. 


Los plásticos se han convertido en ubicuos y en un gran peligro para la salud de los seres vivos de la Tierra, pero la demanda no deja de aumentar: la previsión es que su producción se duplique en los próximos 20 años. El mayor problema radica en que solo el 14% del plástico usado se recicla, lo que se traduce en una pérdida de 80-120 millones de dólares al año para la economía mundial, según informa la Fundación Ellen MacArthur. 
 Esta fundación promueve la economía circular como solución a este tipo de desafíos para el medio ambiente. Por ello, convocó un galardón muy especial en mayo de 2017, el New Plastics Economy Innovation Prize, que premia con dos millones de dólares a los diseñadores, científicos y emprendedores capaces de idear nuevos materiales, envases y sistemas circulares que sirvan para paliar la contaminación del plástico.
 Y ya tenemos los primeros ganadores, al menos de la parte inicial de este galardón, el Circular Design Challenge. Los premios de la segunda parte -Circular Materials Challenge- serán anunciados en el Foro Económico Mundial en Davos en enero de 2018. Todas estas buenas ideas han sido premiadas por su inventiva y originalidad. 

TrioCup, una taza-origami de cartón que no necesita tapa de plástico

Alrededor de 100.000 millones de tazas de café desechables se consumen cada año, a las que hay que añadir sus respectivas tapas de plástico. Normalmente ni unas ni otras se reciclan. TrioCup es una taza de papel desechable ideada con una técnica similar al origami: con aletas colgantes "como las orejas de un conejo" que pueden plegarse y se ajusta para cerrarla, lo que hace innecesaria la tapa de plástico. Tom Chan, el estudiante de ingeniería de Hong Kong que la ha diseñado, ha elegido un material 100% compostable y está trabajando en una alternativa que también sea 100% reciclable. 

Cup Club, sistema de tazas de café retornables

De esos 100.000 millones de tazas de café desechables, 40.000 millones van a la basura en EEUU y Europa. Y del absurdo de ese despilfarro nace la idea del sistema Cup Club, con sede en Reino Unido, que introduce un servicio de suscripción de tazas reutilizables. Las tazas pueden dejarse en cualquier tienda que participe de esta iniciativa para que sea más cómodo que llevar la propia taza en el bolso arriba y abajo. E incorporan una etiqueta RFID de forma que su uso queda registrado, así Cup Club puede enviarte un aviso si has olvidado devolverla.

Evoware, envase de algas marinas que se come

  Esta empresa diseña envases para alimentos realizado con un material a base de algas que se puede disolver sin dejar residuos y también comer. Es muy práctico para bolsitas de un solo uso y dosis individuales de café instantáneo, champú, salsas o suministros médicos, ya que el tamaño en estos productos es tan pequeño que las bolsitas y sobres de plástico suelen acabar en la basura, el mar o los ríos y no en los contenedores de reciclaje. Las algas marinas suponen una gran solución, pues son una materia prima orgánica y segura para el medio ambiente al ser biodegradable. 

Delta, bolsita comestible o soluble en agua

 Delta, otra de las ideas premiadas, es una mebrana flexible con la que se fabrican pequeños envases y bolsas para empresas de restauración. Estas elaboran sus salsas y las sirven en bolsitas comestibles y compostables. El restaurador también puede envasar condimentos que le llegan a granel y transportarlos de forma eficiente y económica hasta el punto de venta. Si el envase no se recicla, se compostará rápidamente sin dañar el medio natural. El material, como en la propuesta anterior, procede de algas marinas, que son grandes captadoras de CO2. "Delta es una evolución de nuestro producto anterior (Ooho!)", explica Rodrigo González, de Skipping Rocks Lab, en New Plastics Economy.org. "Originalmente nos inspiramos en la forma en que la naturaleza encapsula líquidos usando membranas, desde yemas de huevo hasta células o frutas".

 Algramo, comprar solo la comida que se necesita en envases retornables

 Algramo es una empresa chilena que vende productos en pequeñas cantidades y en envases reutilizables en una red de 1.200 tiendas. Es una gran ayuda en aquellos lugares donde las infraestructuras para el reciclaje son limitadas y, por ello, los envases pequeños, como sobres, a menudo terminan contaminando el medio ambiente. Ha desarrollado un sistema de dispensadores para pequeños volúmenes de productos líquidos a un bajo coste. Al comprar productos a granel en envases retornables se paga solo por el alimento, puesto que se ahorra en distribución, marketing y packaging.

 Miwa, una app para comprar comida sin envases de un solo uso

 MIWA, de la República Checa, ha desarrollado unos dispensadores inteligentes para alimentos a granel y una app que permite a los compradores solicitar y adquirir las cantidades exactas de lo que necesitan. El productor hace la entrega en estas cápsulas reutilizables y el cliente compra solo la cantidad que necesita en su propio envase o envases respetuoso con el medio ambiente. 

 
bolsas de algas marinas

dijous, 28 de desembre de 2017

GRANJA FLOTANTE



Granja Flotante Del Futuro Podrá Producir 20 Toneladas De Legumbres Por Día

Granja Flotante Del Futuro Podrá Producir 20 Toneladas De Legumbres Por Día
Existe claramente una necesidad de ideas innovadoras para enfrentar este desafío, en especial hay una empresa llamada Arquitectura de Pensamiento Avanzado, que fue creada debido a la necesidad alimentaria que se está planteando.
El deseo de usar energía limpia y sustentable para producir alimentos saludables que pueden ser vendidos directamente a los consumidores eliminando así la necesidad del almacenamiento y la entrega, dio origen a la idea para la creación de la Granja Inteligente Flotante.
El concepto ya se volvió popular a una escala menor en forma de haciendas hidrópicas verticales, pero la Hacienda Inteligente Flotante lleva a la idea a un nivel totalmente nuevo.
La empresa Arquitectura de Pensamiento Avanzado describe a las granjas flotantes como “una nueva iniciativa que puede ser complementaria y compatible con otros métodos existentes de producción, a fin de ayudar a reducir los riesgos asociados a la falta de alimentación en diferentes áreas del mundo”
 La Granja Inteligente Flotante, para la cual la empresa Arquitectura de Pensamiento Avanzado ganó un Premio de Emprendedorismo Sustentable en 2016, produce más de 8.000 toneladas de vegetales por año.
Las Haciendas Flotantes Menores, pueden ser ancladas a la tierra en cualquier lugar del mundo. Cada hacienda flota en una masa de agua que se compone de tres capas.
En la parte superior el nivel de energía fotovoltaica es el que aprovecha las ventajas de las fuentes de energías limpias como por ejemplo de la energía solar.
Los cultivos se cultivan mediante hidroponia en el nivel medio, y este es también el nivel en el que la gente puede acceder para conocer los procesos y comprar los productos frescos.
Por último, el nivel más bajo se usa para la agricultura, la producción de peces y la producción de otras especies. Las granjas flotantes inteligentes, traen numerosos beneficios, ya que usa la hidroponia, que hace que no sea necesario el uso de pesticidas químicos ni fertilizantes.
 El consumo de agua es también muy reducido, ya que el agua usada en el proceso es muy bajo. También permite un crecimiento de toda variedad de plantas y especies que están protegidos.
Además estas plantaciones no estarán en peligro por sequías, inundaciones o desastres naturales, y estarán protegidas de plagas sin usar pesticidas. Como vemos la escorrentía agrícola será una cosa ya pasada y habrá nuevas oportunidades de trabajo disponibles para todo el mundo.
Este proceso elimina la necesidad de maquinaria, transporte y almacenamiento, y al mismo tiempo, esto reduce drasticamente las emisiones de combustible. Con todas estas ventajas, las granjas flotantes como vemos, serán el futuro de la agricultura.

 http://despiertavivimosenunamentira.com/granja-flotante/?utm_source=ReviveOldPost&utm_medium=social&utm_campaign=ReviveOldPost

dimarts, 19 de desembre de 2017

AUROVILLE


EL LLOC PERFECTA PER VIURA EXISTEIX, ES DIU AUROVILLE I ESTA SITUADA AL SUR DE L'INDIA

 Puede parecer que este hecho sucedió hace mucho tiempo, pero de hecho, no es así, este sitio existe y sigue siendo un lugar donde las personas no siguen los patrones habituales de la vida moderna.
Esta gente no necesita dinero, ni religión ni tampoco de la política, sin embargo, viven en una sociedad ideal, siendo sin duda un paraíso terrenal para vivir. Imagine un lugar donde existe ninguna de estas cosas, donde todos viven en paz. Hay un lugar, y se llama Auroville.
Auroville fue fundada en 1968. La UNESCO la llamó una “ciudad internacional”, ya que tiene la población de más de 50 diferentes nacionalidades y culturas.
Parece ser que no hay tensiones entre sus habitantes, no tienen ningún sistema político, y todo esto a pesar de no tener ninguna religión y tampoco utilizar dinero. Estos habitantes subsisten en base a un sistema de intercambio..
La ubicación de Auroville es el sur de India, a sólo 150 kilómetros de Chennai, anteriormente conocida como Madras. Los edificios se construyen en Auroville para implementar la energía renovable. Su atención se centra en el reciclaje y la reutilización.

La arquitectura es experimental, y cambian constantemente. El fundador y diseñador de Auroville fue Mirra Alfassa, también conocida como “la madre”.
Alfassa pensó: “Tiene que haber un lugar en la Tierra que ninguna nación puede reclamar como propia, en el que todos los seres humanos de buena voluntad que tengan una aspiración sincera puedan vivir libremente como ciudadanos del mundo, obedeciendo a una sola autoridad, la verdad suprema.
Se trata de un modelo de ciudad ecológica sostenible. El método que utilizan, es desarrollado por el multi­corte, se combina árboles frutales, maizales y huertos, y se divide en 15 fincas, que alcanzan una superficie de 160 hectáreas.
Esto les asegura tener un montón de comida para alimentar a la población. En estas granjas trabajan entre 50 y 300 aldeanos vecinos, produciendo 2% de arroz y cereales consumidos y 50% de verduras.
El pueblo es también autosuficiente en leche y productos lácteos y frutas de temporada. La ciudad está protegida por la UNESCO.
Salud, tanto mental como física, es uno de los principios más importantes de la ciudad, y ofrece un ejemplo de esta forma de vida para los demás que siguen. Felicitamos a la ciudad por estos logros y esperamos que todo el mundo en un futuro siga el mismo modelo de vida. ¿Es este el tipo de sociedad que me gustaría vivir? Comparte con tus amigos y familiares, porque este lugar es real.

  Auroville – La ciudad donde la gente vive sin dinero, la política y la religión – el paraíso en la tierra


dijous, 30 de novembre de 2017

SENSA MEDICACIÓ

Noruega implementa el primer hospital psiquiátrico libre de medicamentos

 


Como resultado de una forma de entender los conceptos de salud, paciente, medicina y bienestar, entre otros, se cree que todos los seres humanos pueden ser tratados de la misma manera, y que, por ejemplo, una depresión es idéntica en una mujer de 50 años que en un adolescente de 16, en un hombre que perdió a su esposa o en una joven que no puede dormir por las noches. Y bajo esa premisa, a todos se les ofrece la misma solución: un fármaco cuya promesa es devolverlos a la normalidad, lo que sea que esto signifique. Asimismo, este entendimiento de la salud mental es tan dominante que pensar en otras alternativas suele ser considerado un exabrupto, un pensamiento descabellado o una charlatanería.

  Recientemente, sin embargo, en Noruega se está impulsando un proyecto que busca demostrar la factibilidad de la alternativa, esto es, que es posible desprender la salud mental y psiquiátrica del enfoque farmacológico que la ha dominado en los últimos 50 años.En la remota ciudad de Tromsø, en el norte de la península escandinava, se encuentra el Hospital Psiquiátrico de Åsgård, que desde la entrada anuncia su particularidad:medikamentfritt behandlingstilbud”, “tratamiento libre de medicamentos”, consigna impulsada por el propio ministerio de salud del país y que, entre otros propósitos, busca explorar otras formas de tratar la mente y sus trastornos. 

¿En qué consiste la alternativa? Dicho con brevedad y simpleza: en escuchar al paciente. Merete Astrup, directora de la institución, describe así la especificidad de esta perspectiva:

Es una nueva forma de pensar. Antes, cuando las personas buscaban ayuda, se les daba siempre a partir de las necesidades de los hospitales, no de aquello que los pacientes querían. Estábamos habituados a decir a los pacientes: “Esto es lo mejor para ti”. Pero ahora les decimos: “¿Qué quieres en realidad?”. Y ellos pueden decir: “Soy libre. Puedo decidir”.
Asimismo, Magnus Hald, jefe de los servicios psiquiátricos del Hospital Universitario del Norte de Noruega, añade:

Tenemos que considerar que la perspectiva del paciente es tan valiosa como la del médico. Si los pacientes dicen que esto es lo que quieren, por mí está bien. Se trata de ayudar a las personas a que sigan adelante con sus vidas, de la mejor forma posible, y nosotros deberíamos ayudar a las personas a seguir, tomando medicamentos si es lo que quieren, y respaldarlos si quieren intentarlo sin medicamentos. Deberíamos hacer eso posible.

 Por el momento no es posible saber hasta dónde llegará este proyecto puesto en marcha en Noruega. Sin embargo, el solo gesto de escuchar al paciente psiquiátrico es, para los médicos que los tratan, un gran paso cuya dirección podría ser quizá un entendimiento de la salud y el bienestar como estados que manan directamente de la subjetividad y las circunstancias personales.

dilluns, 13 de novembre de 2017

GRAN MURALLA VERDE EN EL SAHARA

 En África se está construyendo un inmenso muro que puede ayudar a salvar la vida del planeta. Se trata de un proyecto que están llevando a cabo, en colaboración, 14 países de este continente con el que se están plantando millones de árboles alrededor del desierto del Sahara con el objetivo de frenar el cambio climático.

   La grave crisis producida en el continente en 2004 como consecuencia del cambio climático consiguió movilizar a más de 20 países —la mayoría de ellos rodean el desierto del Sahara— para hacer algo. También se sumaron organizaciones internacionales e institutos de investigación para crear y colaborar con el proyecto de la Gran Muralla Verde de África.

 El proyecto se puso en marcha en el año 2007 tras ser aprobado por la Unión Africana y los resultados son sorprendentes. La idea era construir un muro de árboles de casi 8.000 kilómetros de largo y de  15 km de ancho entre Senegal, al oeste, y Djibouti, en el este. El objetivo era frenar el avance del Sáhara hacia el sur, es decir, impedir la desertificación. Tras una década de trabajo, ya se están viendo los resultados, sobre todo en países muy implicados con esta iniciativa como Senegal.

Los millones de árboles que se han plantado pertenecen a varias especies nativas, como el datilero del desierto, el ciruelo indio o las acacias. Principalmente se han escogido estos árboles porque se adaptan al clima, en concreto las acacias son resistentes frente a la sequía y su sombra ahorra el uso de agua en las explotaciones agrícolas.

Con una inversión de casi 7.000 millones de euros, la misión de la Gran Muralla Verde de África es doble: por un lado, mitigar los efectos del cambio climático y, por otro, evitar la desertización de unas tierras de las que depende la supervivencia de millones de agricultores locales. Aún queda mucho trabajo por hacer, ya que, además de la plantación de árboles, se va a construir un dique y un gran sistema de riego para potenciar la agricultura en los países africanos más afectados por el hambre.
Sin embargo, esta muralla verde tiene sus detractores. Bajo argumentos como que un desierto es un ecosistema natural y sano, muchos críticos rechazan la idea de este proyecto. Los escépticos critican el trato que está recibiendo el Sahara: creen que se está tratando como una enfermedad cuando, en realidad, es un proceso natural. Pero esta idea no es actual, a finales de los 90 ya era difícil defender la posibilidad de invadir los desiertos ya que había pruebas científicas de que la deforestación era culpa de la variabilidad del clima.

 La muralla podría evitar una catástrofe humanitaria en el futuro por culpa del hambre. Según cifras de la ONU, cerca de 500 millones de africanos van a ver cómo se deteriora su calidad de vida por culpa del calentamiento global. Además de ello, unas 60 millones de personas van a tener que abandonar sus hogares por culpa de la desertificación del Sahara y Sahel. Estemos de acuerdo o no, este proyecto debe seguir adelante ya que la subsistencia de todos esos millones de personas que viven cerca de la muralla depende de ello.