verano

verano

dimecres, 2 de maig de 2018

CASAS DEL FUTURO



Casa del Futuro: Piramidal, anti sísmica, eficiente y autosuficiente gracias a las energías renovables

 Después de varios terremotos y desastres naturales ocurridos en todo el mundo y con el nuevo auge de las energías renovables, fue que se me ocurrió diseñar, calcular, registrar y patentar esta “Casa del Futuro “ que llame PIRAMID-ALL.
Básicamente es: Piramidal, anti sísmica, eficiente y auto abastecida con energías renovables (solar + eólica + termo solar), también posee cargador de baterías para vehículos eléctricos, que ya están llegando al mercado.
Esta casa está diseñada principalmente para funcionar y auto abastecerse de energía en zonas aisladas de las redes eléctricas domiciliarias, rurales y también en zonas urbanas donde se pueden conectar a la red, a través de la Generación Distribuida y los nuevos prosumidores.
En este caso, la casa tiene un medidor de energía eléctrica de doble sentido, que mide la energía que se toma de la red y la que se inyecta del sobrante de la autogenerada con el equipamiento de energía renovable.
 La forma piramidal me permite de ser necesario usar las 4 caras o techo-pared para poner paneles solares, considerando que la cara del sur es muy improductiva con la incidencia del sol y la del norte la mejor, en menor medida la cara del esto y oeste. El generador eólico es opcional o complementario, pero tiene mucha importancia en zonas donde cae mucha nieve que tapa los paneles solares y estos dejan de producir energía, hasta que se los limpie nuevamente. En estos casos de mucha nieve, el eólico siempre estará generando energía.
Estos generadores pueden ser, la tradicional de (3 a 5) aspas o las nuevas turbinas eólicas de eje vertical, que son más eficientes, silenciosas y más durables que las tradicional.
 Posee también un termo tanque solar que calienta el agua, para uso doméstico (baño y cocina) , también se puede usar para calefaccionar la casa. En este caso se tiene que complementar o ayudar con una caldera a gas, instalando radiadores o losa radiante.

Básicamente la construcción de la casa es muy sencilla, el tiempo de construcción es de 3 a 4 meses y el costo final llave en mano es menor a la construcción tradicional.
Modelos de casa.
Hay dos modelos o tamaños de casa, ambos con Planta Baja y Planta Alta:
  1. Casa Chica: 115 m2 cubiertos, con dos dormitorios.
    2. Casa Grande: 180 m2 cubiertos, con tres dormitorios.
La propuesta de negocio es:
Licenciar la patente a empresas constructoras y/o metalúrgicas de mucha experiencia, interesadas en construir y comercializar esta casa principalmente en los países con m​as​ sismo, como Chile, ​Perú, México, USA y Japón, también en el resto del mundo.

 http://www.lavozdelamadretierra.com/casa-del-futuro-piramidal-anti-sismica-eficiente-y-autosuficiente-gracias-a-las-energias-renovables/

dijous, 29 de març de 2018

CIUDADANOS-JARDINEROS EN PARIS


París permite por ley que cualquier ciudadano cultive comida sana y sostenible en cualquier lugar de la ciudad.

  Fue en el mes de abril de 2015 cuando la alcaldía de París anunció la puesta en marcha de una nueva economía circular con el objetivo de proteger jardines y promover el desarrollo de actuaciones ecológicas en la ciudad. El objetivo era fomentar un ecosistema donde nada se pierda y todo se transforme y dar un paso para acabar con la imagen de la ciudad como ente devorador de recursos.

 Se pretendía favorecer la ecoconcepción (productos cuyo ciclo de vida tenga el menor impacto medioambiental), la ecología industrial (que los residuos de una empresa sean fuente de otras) y la economía de la funcionalidad (priorizar el servicio prestado de un bien a su posesión). Entre otros temas se comprometieron ocho millones de euros para potenciar la agricultura urbana.
En esta línea el Ayuntamiento de París aprobó el pasado 1 de julio una medida tanto inédita como revolucionaria. Cualquier ciudadano de la capital francesa podrá reverdecer el entorno y cultivar comida en cualquier punto de la ciudad, ya sea en su casa, oficina, en los jardines públicos, las paredes, los tejados o las jardineras de los árboles en la calle. Se trata de reverdecer la ciudad y promover la cultura de los huertos urbanos por toda la capital.
 La nueva ley pretende crear 100 hectáreas de jardines usando los muros, fachadas y azoteas por toda la ciudad para el año 2020, un tercio de ese espacio dedicado a los huertos urbanos.
 El gobierno de la ciudad francesa permitirá que cualquier ciudadano se convierta en jardinero, aunque establece una serie de condiciones: se deberán utilizar métodos sostenibles, evitando el uso de pesticidas tóxicos y promoviendo la biodiversidad en la ciudad. Según informan desde Ecoinventos, se necesitará un permiso del Ayuntamiento -que atorgará en el plazo de un mes- y se deberán comprometer a mantener correctamente sus huertos urbanos y asegurar que la vegetación mejora la estética de la ciudad. El gobierno local de París emitirá los permisos para tres años, con la opción de renovación. A cambio el gobierno local les aportará un “kit de siembra” con semillas y tierra vegetal.
 Los “ciudadanos-jardineros” firmarán una Carta de revegetación, en la que se comprometen a utilizar plantas locales y a promocionar la biodiversidad de París, a no recurrir al uso de pesticidas y a asegurar la estética y el mantenimiento de sus plantas y materiales.

 Esta medida pretende mejorar la calidad de vida de los ciudadanos parisinos, dando libertad a sus “jardineros” y permitirles hacer volar su imaginación, para que puedan ser creativos en sus prácticas de reverdecimiento local, fortaleciendo la cohesión social y convirtiendo París en una ciudad más verde y habitable.

¿No os parece una iniciativa genial?

dimarts, 13 de març de 2018

1COMUNITAT SENSE PLÀSTIC



Muchas personas hemos querido llevar a la acción la idea de un mundo sin plástico. Sociedades cada vez más conscientes de que el consumo de este material no solo se distancia de lo útil, si no que raya entre la posibilidad de enfermar y extinguir a cada vez más especies (incluyendo a la especie humana) y en ser uno de los problemas más graves de contaminación de los últimos 50 años, con miras a invadir en su totalidad los oceános en los próximos 30 años. Sin mencionar que se trata de un material altamente tóxico y poco estético.

Por el otro lado, miles de personas son cada vez más consumidoras de productos de mala calidad hechos de plástico, o bien, han normalizado en su vida cotidiana el uso de todo tipo de productos desechables cuyo uso no dura más de diez minutos –es el caso de la bolsa de plastico.
Hoy en día ya existe una primera comunidad que ha logrado reducir a cero su consumo de plástico. En Galeslos ciudadanos de Aberporth han logrado erradicar el plástico de sus tiendas, comercios y playas ¿Cómo lo lograron? –Haciendo un esfuerzo en equipo.
 Pareciera una labor imposible, pero lo cierto es que en esta comunidad, las tazas de café son biodegradables, la leche viene en botellas de vidrio y los cepillos de dientes están hechos de bambú.
 La idea surgió desde el cineasta y oriundo de la región, Gail Tudor. Tudor emprendió un largo viaje en barco por las costas británicas y se dio cuenta del peligro de los microplásticos flotando en el mar: las piezas de este material se desprenden de artefactos más grandes y son consumidas por peces y animales acuáticos. Tudor estableció contacto persona a persona en la región, invitándolos a sumarse a este esfuerzo. Una página de Facebook sirvió de enlace para mantenerlos informados sobre lo que iba ocurriendo.
 “Los microplásticos son el problema real”, advierte Tudor, y continua, “recogen toxinas que terminan en peces y luego terminan en nosotros, en nuestra cadena alimenticia”.

Pero Aberpoth no sólo logró el título oficial de la primer comunidad libre de plástico en el mundo, también consiguieron triunfos internos, como el hecho de que las personas, dueñas de negocios locales, renunciaran a la utilización de tres diferentes productos de plástico.
Aberpoth es sin duda un ejemplo de consciencia colectiva que sugiere, no la “posibilidad” de un futuro sin plástico, sino la acción para lograr hechos reales desde la perspectiva de un futuro compartido.

 http://www.lavozdelamadretierra.com/es-oficial-esta-es-la-primera-comunidad-libre-de-plastico-en-el-mundo/

dimarts, 27 de febrer de 2018

PRIMERA NAU LOGÍSTICA LEED

 

Arriba la primera nau logística amb certificació LEED al món

 El segell ha permès reduir més d'un 50% l'ús d'aigua i el consum d'energia

 DDG El primer centre logístic amb certificació LEED del món ja és una realitat. Es tracta d'una nau situada a la localitat de Cabanillas del Campo (Guadalajara), que ha aconseguit reduir el consum d'energia en un 50,2% en relació a altres instal·lacions estàndards de les mateixes característiques. Aquest fet posiciona les instal·lacions de Guadalajara com unes de les més eficients a nivell energètic. I Girona ha tingut un pes important en aquest projecte. La consultoria de sostenibilitat amb seu a Girona Green Building Management ha estat l'encarregada de gestionar el segell de sostenibilitat LEED v.4 de la tipologia BD+C: Warehouse and Distribution centers que ha rebut la instal·lació.

Aquesta tipologia és l'última certificació del segell nord-americà destinada a magatzems i centres de distribució, i es duu a terme des de la fase de disseny i durant tot el procés de construcció. Des de l'inici del projecte, l'empresa propietària de la finca va plantejar l'obra incloent la certificació LEED per tal de garantir l'aplicació d'estratègies sostenibles durant el procés de construcció i maximitzar el nivell de sostenibilitat de la nau durant la seva fase d'ús.
De les diverses categories d'avaluació que preveu la certificació, la nau ha obtingut la màxima puntuació en l'apartat d'energia. El rigorós disseny i el càlcul amb ventilació natural i principis bioclimàtics de la part corresponent al magatzem i als molls de càrrega han estat alguns dels factors que han permès obtenir el màxim resultat.
La nau també ha assolit una de les millors puntuacions en qüestions referents a l'ús de l'aigua. Pel que fa al consum de l'aigua, l'obra ha aconseguit un estalvi del 50,66% en relació amb altres naus estàndard.

dijous, 15 de febrer de 2018

CASA DE PLÀSTICO RECICLADO

Se inauguró en Argentina la primera casa construida con ladrillos de plástico reciclado

  En junio de 2016, el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE), que depende del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Asociación de Vivienda Económica (AVE), brindó una capacitación sobre la tecnología de fabricación de ladrillos elaborados con plásticos reciclados a personal del Municipio de Junín de Mendoza, en el marco del Programa Junín Punto Limpio. El mismo se dedica desde el año 2012 a recuperar envases de plástico para su posterior reciclado.
 La capacitación fue realizada en dos etapas: la primera de ellas fue llevada a cabo en el CEVE y consistió en una explicación sobre el producto y el proceso transferido en la tecnología y una demostración de postura de los elementos constructivos. La segunda fase se desarrolló en el espacio físico de Junín Punto Limpio y consistió en el relevamiento de las instalaciones existentes y asesoramiento para la puesta a punto de la producción.
 “En los meses subsiguientes, un grupo de personas de este municipio produjo la cantidad de ladrillos suficiente para construir una vivienda que se destinó a una familia carenciada con un integrante discapacitado”, señaló la Dra. Rosana Gaggino, investigadora Independiente del CONICET, vicedirectora del CEVE y directora del equipo de trabajo, que está compuesto por los investigadores Jerónimo Kreiker y Lucas Peisino, el becario Julián González Laría y los técnicos Luisa Sosa y Ricardo Arguello.
 La casa –que pertenece a la cooperativa El Vivero- fue inaugurada el pasado sábado 25 de febrero y se ubica en El Martillo, en el distrito de Medrano. Cuenta con 56 m2 cubiertos y tiene una cocina comedor, dos dormitorios, baño, calefón solar, luz eléctrica y agua potable. Esta cooperativa, que está compuesta por cincuenta familias rurales, actualmente continúa trabajando para construir más viviendas con ladrillos de PET, que son adaptables a la geografía, clima y sismología local. Próximamente, un equipo de investigadores del CEVE concurrirá al municipio para efectuar un control de calidad de los componentes constructivos.
Cabe mencionar que estos ladrillos son más ecológicos, además de poseer mayor aislación térmica y ser más livianos que los ladrillos de barro cocido tradicionales. Esta tecnología fue patentada por el CONICET en el año 2008 y cuenta con un Certificado de Aptitud Técnica otorgado por la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

 https://www.tiempoconsciente.com/se-inauguro-argentina-la-primera-casa-construida-ladrillos-plastico-reciclado/


dissabte, 20 de gener de 2018

BOLSAS DE YUCA


BOLSAS DE YUCA QUE AL LLEGAR AL MAR SE DESHACEN

Kevin Kumala nació en Balí, Indonesia. Pasó su infancia recorriendo las paradisíacas playas de ese país del Sudeste asiático, regocijándose con su belleza y pureza. Abandonó su país durante diez años para estudiar bilogía en Estados Unidos. Pero lo que vio al regresar en el año 2009 lo dejó atónito: las playas de su infancia eran ahora basureros irreconocibles.
El indonesio le dijo al diario Southeast Asia Globe que “cuando me iba a surfear o a bucear, esto ya no representaba un placer para mí. Encontraba plástico en cualquier lugar que visitaba en Bali. Esto se convirtió en algo muy frustrante para mí”.  Por eso, Kumala decidió hacer algo.

 Sabía que en un mundo que bota al mar ocho millones de toneladas de plástico al año, decirle a la gente que dejara de consumir productos desechables era un proyecto a largo plazo, y que por eso, debía ingeniárselas para diseñar una solución en el corto plazo.

  Fue así como surgió Avani Eco, una empresa que produce implementos que son similares al plástico a la vista y al tacto, pero que están hechos con productos 100% biodegradables. La idea es tan innovadora que este año recibió el premio “Most Valued Bussines Indonesia”, que premia a las iniciativas más responsables con el medio ambiente en ese país.

 Su producto bandera es una bolsa hecha con almidón de yuca. Indonesia produce cada año 25,2 toneladas de este tubérculo, y usándolo, Kumala se ideó una bolsa tan resistente como las convencionales pero que, al llegar al mar, se disuelve y no deja ningún residuo tóxico. En tiempo máximo durante el cual la bolsa existe es de 100 días. Una bolsa plástica regular puede tardarse hasta 400 años en desaparecer.

 Avani Eco, la compañía que fundó hace tres años, crea además productos hechos con materiales como la caña de azúcar y la maicena. Pitillos, cajas portables de alimentos, envases para llevar el café, saleros y pimenteros, vasos y cubiertos son algunos de los productos que Kumala ha diseñado.

 Si bien la iniciativa ha sido aplaudida en diversos escenarios, está claro que lo que hay que atacar es la raíz del problema: el consumo excesivo de plástico en las sociedades industrializadas. Y es que, en este sentido, los datos son alarmantes: en enero de 2016, un informe de la Fundación Ellen MacArthur reveló que si la humanidad no se detiene, para el año 2050 el plástico presente en el océano pesará el doble que los peces que allí habitan.

dilluns, 8 de gener de 2018

SEIS PROPUESTAS GANADORAS

Seis propuestas que evitan envases de plástico de un solo uso, premiadas con dos millones de dólares

Taza de carton que no necesita tapa

La Fundación Ellen MacArthur promueve la economía circular con soluciones inteligentes y tecnología avanzada, como las de estas seis ideas, galardonadas en la primera fase de los premios que la fundación convocó este mismo año. 


Los plásticos se han convertido en ubicuos y en un gran peligro para la salud de los seres vivos de la Tierra, pero la demanda no deja de aumentar: la previsión es que su producción se duplique en los próximos 20 años. El mayor problema radica en que solo el 14% del plástico usado se recicla, lo que se traduce en una pérdida de 80-120 millones de dólares al año para la economía mundial, según informa la Fundación Ellen MacArthur. 
 Esta fundación promueve la economía circular como solución a este tipo de desafíos para el medio ambiente. Por ello, convocó un galardón muy especial en mayo de 2017, el New Plastics Economy Innovation Prize, que premia con dos millones de dólares a los diseñadores, científicos y emprendedores capaces de idear nuevos materiales, envases y sistemas circulares que sirvan para paliar la contaminación del plástico.
 Y ya tenemos los primeros ganadores, al menos de la parte inicial de este galardón, el Circular Design Challenge. Los premios de la segunda parte -Circular Materials Challenge- serán anunciados en el Foro Económico Mundial en Davos en enero de 2018. Todas estas buenas ideas han sido premiadas por su inventiva y originalidad. 

TrioCup, una taza-origami de cartón que no necesita tapa de plástico

Alrededor de 100.000 millones de tazas de café desechables se consumen cada año, a las que hay que añadir sus respectivas tapas de plástico. Normalmente ni unas ni otras se reciclan. TrioCup es una taza de papel desechable ideada con una técnica similar al origami: con aletas colgantes "como las orejas de un conejo" que pueden plegarse y se ajusta para cerrarla, lo que hace innecesaria la tapa de plástico. Tom Chan, el estudiante de ingeniería de Hong Kong que la ha diseñado, ha elegido un material 100% compostable y está trabajando en una alternativa que también sea 100% reciclable. 

Cup Club, sistema de tazas de café retornables

De esos 100.000 millones de tazas de café desechables, 40.000 millones van a la basura en EEUU y Europa. Y del absurdo de ese despilfarro nace la idea del sistema Cup Club, con sede en Reino Unido, que introduce un servicio de suscripción de tazas reutilizables. Las tazas pueden dejarse en cualquier tienda que participe de esta iniciativa para que sea más cómodo que llevar la propia taza en el bolso arriba y abajo. E incorporan una etiqueta RFID de forma que su uso queda registrado, así Cup Club puede enviarte un aviso si has olvidado devolverla.

Evoware, envase de algas marinas que se come

  Esta empresa diseña envases para alimentos realizado con un material a base de algas que se puede disolver sin dejar residuos y también comer. Es muy práctico para bolsitas de un solo uso y dosis individuales de café instantáneo, champú, salsas o suministros médicos, ya que el tamaño en estos productos es tan pequeño que las bolsitas y sobres de plástico suelen acabar en la basura, el mar o los ríos y no en los contenedores de reciclaje. Las algas marinas suponen una gran solución, pues son una materia prima orgánica y segura para el medio ambiente al ser biodegradable. 

Delta, bolsita comestible o soluble en agua

 Delta, otra de las ideas premiadas, es una mebrana flexible con la que se fabrican pequeños envases y bolsas para empresas de restauración. Estas elaboran sus salsas y las sirven en bolsitas comestibles y compostables. El restaurador también puede envasar condimentos que le llegan a granel y transportarlos de forma eficiente y económica hasta el punto de venta. Si el envase no se recicla, se compostará rápidamente sin dañar el medio natural. El material, como en la propuesta anterior, procede de algas marinas, que son grandes captadoras de CO2. "Delta es una evolución de nuestro producto anterior (Ooho!)", explica Rodrigo González, de Skipping Rocks Lab, en New Plastics Economy.org. "Originalmente nos inspiramos en la forma en que la naturaleza encapsula líquidos usando membranas, desde yemas de huevo hasta células o frutas".

 Algramo, comprar solo la comida que se necesita en envases retornables

 Algramo es una empresa chilena que vende productos en pequeñas cantidades y en envases reutilizables en una red de 1.200 tiendas. Es una gran ayuda en aquellos lugares donde las infraestructuras para el reciclaje son limitadas y, por ello, los envases pequeños, como sobres, a menudo terminan contaminando el medio ambiente. Ha desarrollado un sistema de dispensadores para pequeños volúmenes de productos líquidos a un bajo coste. Al comprar productos a granel en envases retornables se paga solo por el alimento, puesto que se ahorra en distribución, marketing y packaging.

 Miwa, una app para comprar comida sin envases de un solo uso

 MIWA, de la República Checa, ha desarrollado unos dispensadores inteligentes para alimentos a granel y una app que permite a los compradores solicitar y adquirir las cantidades exactas de lo que necesitan. El productor hace la entrega en estas cápsulas reutilizables y el cliente compra solo la cantidad que necesita en su propio envase o envases respetuoso con el medio ambiente. 

 
bolsas de algas marinas